Lamborghini Aventador S: más potencia y agilidad Cuatro ruedas directrices

Lamborghini Aventador S

Ya se conocen los detalles del nuevo Lamborghini Aventador S. Tanto el motor, como la suspensión y la aerodinámica han sido retocados para mejorar este superdeportivo, que además ahora tiene cuatro ruedas directrices de serie. Una bala que promete unas prestaciones y un comportamiento de infarto, pero que por el contrario mantiene las mismas cifras que el Aventador normal: 0-100 km/h en 2,9 segundos y 350 km/h de velocidad máxima. ¿Cómo es posible? Te lo explicamos todo.

  filete mastermotor 210x3
  Otro superdeportivo reciente que te puede interesar: Nissan GT-R Nismo 2017.
filete mastermotor 210x3

El Lamborghini Aventador S tiene el tradicional motor atmosférico de 6,5 litros con 12 cilindros en V, solo que modificado para entregar 740 CV (40 CV más que la versión normal). A pesar de esto, su par máximo sigue siendo de 690 Nm y se sigue entregando a partir de las 5.500 rpm. El aumento de potencia se ha conseguido por otras vías: por un lado, el régimen máximo ha aumentado de las 8.350 a las 8.500 rpm, y por el otro, los ingenieros de Lamborghini han optimizado el sistema de Sincronización de Válvulas Variable, que gestiona el tiempo de apertura de las válvulas, y el Sistema de Admisión Variable, que actúa sobre el colector de admisión.

Galería. Pincha en la imagen para pasar a la siguiente.

La aerodinámica del Aventador S también ha sido modificada para optimizar su rendimiento. Según los responsables de Lamborghini, la ‘downforce‘ o carga aerodinámica se ha mejorado en más de un 130% en la parte delantera. Detrás, dependiendo de la posición del alerón móvil, la mejora varía entre un 50 % y 400 % con respecto al Aventador anterior. Otras modificaciones no menos importantes son la nueva suspensión activa, las cuatro ruedas directrices y el nuevo modo de conducción EGO, que permite ajustar varios parámetros al gusto del conductor.

Con todo esto, este superdeportivo de 1.575 kg en seco alcanza los 100 km/h en 2,9 segundos y alcanza los 350 km/h. Sí has oído bien, los mismos números que un Aventador normal. Pero por si esto te resulta raro, te podemos explicar que se debe a que todas las mejoras que te hemos enumerado no son para batir estas cifras. Ni un mayor ‘downforce‘ ni cuarto ruedas directrices van a mejorar el 0 a 100 del Aventador S. Tampoco lo harán los 40 CV extra que entrega el motor, debido a que se consiguen solo en la parte alta del cuenta revoluciones.

Y es normal, datos como el “0 a 100” o la velocidad máxima son muy llamativos, pero no hablan con exactitud de lo que es capaz de hacer un deportivo de estas características. Donde sí que se notarán los cambios es en sus cualidades dinámicas, ya sea a altas velocidades en las que la aerodinámica juega un papel importante, como en tramos revirados en las que la suspensión o las ruedas directrices sean clave. En todo esto, el Lamborghini Aventador S sí que despunta.

Anterior artículo Siguiente artículo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
El mundo del motor y el autómovil al día: noticias, novedades, reportajes, pruebas, consejos, juegos y ¡mucho más!